M


Camina con los tenis blancos

Y el pantalón café

Con el cinto en el dos

 

De corva a los 30,

Calvo y de manos anchas,

 

Se zurcía al pecho

con la izquierda

los senos amoratados,

tibios aún.

 

la aguja pasaba la piel,

temblando,

rompiendo vasos capilares.

 

bajó los ojos,

le vio los labios rojos,

las pestañas largas

y el cabello despegado

 

se sentó con los tenis blancos

y la falda café,

con la derecha

se pinto los labios de rojo…

 

Diva había quedado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s