05/05


Para que querer saber que sabes lo que sientes, si cuando ves lo que respiras imaginas esporas que flotan en la oscuridad inmersa a humo de pulmón, espacio austero y tonos de gris, que no son para remembrar las hojas de los parpados a matices diurnos y nocturnos. Sabes, el plasma incandescente de la pupila me llama desde el cinturón de Orión y de entre los polos para decirme que las sales te han cristalizado en estelas, buscando lo imposible, desmembrando cada poro iluminado radial y en profusas inhumaciones sonoras invertebradas retenerte.

Espero para poder decirte al oído que el viento plutoniano me confunde los sentidos desde los latidos acorazados hasta el sabor de la lluvia en noviembre, en ese momento no se si escapaste o aún sigues aquí. Que mas da si te ves en todos los horizontes pasajeros reflejada, hace varias  lunas de obsidiana, para cuando sepamos querernos de las manos en los cuerpos por sobre la razón. Hacia las dunas saladas pasadas las doce y el tiempo petrificado, el sol estará de vuelta tras esas curvas carnales, así de hoy así de siempre, dejemos agrietar de una vez la carne en el proceso ,porque ni tu ni yo perdidos en el ocaso de día, junto al otro, junto al uno, bastaría para sombrearnos de marzo a marzo y desquebrajarnos mellizos y renacer minerales y tulipanes amarillos en costa de marfil .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s