Proscenio


El mar azul y el sonar lírico remembrado en el turco virar

tejen en fibras sedas, los diamantes en la yugular

esta vida frenesí

cada vez que el sol se torna dorado e inquebrantable.

Amaneceres castaños

las nubes cobijadas en la piel de marzo

la vida envuelta en hojas a tinte embravecido de resurrección,

solo la vida en carne, en la cuenca, en la vid de un estrago más del mundo

que sin dolor ni fuente busca el corazón a bios de un concierto congojado y estrépito

en busca de la razón de amor en un sin fin definitivo interlocutor para ti ,

quien de la yugular vive en el proscenio,  vive el ser aún en transición del tiempo en que fuimos y seremos uno del sí y en si del primero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s